NUEVOS MATERIALES BRACKETS, SONRISA A LA MODA

Ya no es cosa de chicos, los adultos también los usan por los nuevos materiales que los hacen casi invisibles: metal, porcelana o zafiro

La palabra brackets suena a adolescencia y a antiestética. Sin embargo, ambos mitos han sido desterrados. En primer lugar, los especialistas señalan que nunca es tarde para una ortodoncia, por lo que muchos adultos han decidido emplearlos para alinear su dentadura. Los horribles aparatos de ortodoncia, que más parecían mecanismos de tortura, también pasaron a la historia: piezas miméticas y transparentes están disponibles con novedosos diseños. Son invisibles o de colores combinables con la ropa.

La doctora Tatiana LaFuente lo explica. “Se ha probado que las piezas dentales de los adultos también pueden modificar su posición. Antes se pensaba que sólo hasta los 20 años era posible, pero se sabe que el tratamiento también puede servir en gente de 80. A raíz de ello se produjo esta inquietud entre adultos, saben que ahora pueden hacer un gran cambio. Eso sí, este tipo de tratamiento no es recomendable para niños”.

LAS OPCIONES DE LA MODA

Dentro del mercado que se encarga de crear el material para la ortodoncia con brackets, se ha creado piezas con metal y cerámica. Asimismo, las ligas que rodean a cada bracket y que permiten que esta pieza cumpla su función, la de presionar a la pieza dental, vienen en colores combinables; muy llamativos para los jóvenes y muy sobrios para los adultos.

Si se desea que la ortodoncia no sea notoria, se pueden utilizar las piezas de cerámica, casi imperceptibles a la vista porque son de color blanco. “Su función es más estética. Algunas mujeres, en especial, no quieren que se les vean los brackets y piden que se les haga el tratamiento con este material”, informa LaFuente. Sin embargo, la elección del material depende del diagnóstico que haga el especialista. También está la cuestión del precio, pues éste varía según el material. Las piezas de metal resultan más económicas.

Antes de tomar la decisión se debe saber el tiempo empleado en el tratamiento. “En los adultos demora más tiempo que en los adolescentes, a los que puede llevarles ocho meses. A los grandes se les recomienda una ortodoncia de año y medio porque el movimiento es más lento. Así no se dañan las piezas”, explica LaFuente. Hasta aquí queda claro que sin paciencia la sonrisa perfecta nunca llegará, porque los brackets necesitan cuidados especiales. Por ejemplo, cada 15 días se deben cambiar las ligas que están a su alrededor.

Además, si los brackets se desprenden del diente, cuando son permanentes, hay que acudir al dentista para que los ponga en su lugar. Si bien existen también las piezas removibles, los doctores siempre recomiendan la ortodoncia permanente en los adultos, por tratarse de la más efectiva.

UNA CUESTIÓN DE SALUD

La salud y la estética son los motivos que llevan a una persona a escoger los brackets. Problemas de pronunciación e incomodidades en el aparato digestivo, por ejemplo se deben a la mala posición de los dientes. Es más, una buena alineación de éstos permite dar una correcta estructura al rostro.

Los dientes cumplen varias funciones en la boca: no sólo sirven para masticar, sino que tienen una función fonatoria. “La lengua choca con los dientes y así se emiten los sonidos. Si no existe un equilibrio en la salud oral, a veces no pronunciamos de forma

correcta o entendible”, explica LaFuente. Si bien el uso de brackets puede hacer complicada la pronunciación en un principio, los resultados serán exitosos al final.

En ocasiones, la gastritis y las úlceras también son provocadas por la mala masticación. “Si no se mastica bien, no se come bien y eso causa serias molestias”, confirma la odontóloga. Lo cierto es que no tener una alineación correcta impide que se cierre bien la boca y que se tenga una correcta mordida. “Por eso es muy importantes tener todas las piezas en su lugar para evitar hablar de manera errada y causarse problemas estomacales”, recomienda LaFuente.

ORTODONCIA A LA MODA

A raíz de que los adultos pueden corregir la alineación de sus dientes con brackets, el mercado se ha encargado de crear modelos mucho más atractivos para conquistar a los pacientes. Por ejemplo, los brackets de zafiro actualmente son los más “in” para la gente que quiere un tratamiento imperceptible. Éstos son totalmente transparentes, a diferencia de los de porcelana, que son de color blanco. Como su nombre lo dice, están hechos de cristal zafiro.

Y aunque la moda no incomoda, los brackets sí. Es importante saber que cualquier objeto ajeno al cuerpo siempre causa molestias. Al principio costará un poco hablar fluidamente y la limpieza tras las comidas deberá ser mucho más exhaustiva. Las piezas, sean de metal, porcelana o zafiro, quizá molesten al rozar con las mejillas, incluso puede que causen pequeñas heridas. No se preocupe, éstas desaparecerán mientras la boca se va acostumbrando. Lo propio sucederá con la salivación extra. Al final, su sonrisa y su salud habrán valido este sacrificio.

APUNTES

Cepillo. Cuando se utilizan brackets, no se recomienda utilizar el cepillo de dientes tradicional. Para estos casos, varias líneas de cuidado dental han creado los cepillos para ortodoncia. Éstos parecen tener una especie de hueco en el centro, pero en realidad se trata de una sección con cerdas más cortas. Ese espacio es el que permite cepillar de manera óptima el bracket. Es importante limpiarlos constantemente y con mucho cuidado, porque de lo contrario acumula comida, lo cual, aparte de verse terrible, abre el riesgo de caries.

Pasta dental. Muchas veces los dientes, debido al tratamiento, se vuelven más sensibles y cualquier manipulación extra puede causarles dolor. Por ello es importante comprar una pasta de dientes que sea especial para estos casos, ya que es importante el calmar esa sensación. Se trata de una formulación especial que ha sido pensada originalmente para dientes sensibles al frío o al calor. También es importante aplicar algún tratamiento para prevenir la descalcificación dental, se recomiendan los enjuagues de fluoruro de sodio.

Aftas. Una de las molestias que pueden provocar los brackets es la aparición de pequeñas e incómodas heridas en la mucosa oral de la parte interna de las mejillas debido al constante roce con las piezas. Un remedio farmacéutico muy recomendado es la cera de ortodoncia que se aplica sobre el brackets, lo que impedirá que provoque más llagas. Otro remedio, más casero, es la aplicación de propóleo en las aftas. Es doloroso en la primera aplicación, pero es muy efectivo para cerrar la herida sin correr el riesgo de alguna infección.



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada