jueves, 28 de julio de 2016

¿Halitosis en mi niño?

El mal aliento o halitosis es un problema relativamente frecuente en los niños y, generalmente, se atribuye a una higiene deficiente de la cavidad bucal y de piezas dentarias a las que se les resta importancia, sin considerar que puede ser el signo que alerte sobre algún trastorno orgánico.

Son varias las causas del mal aliento en los niños y pueden originarse en diferentes órganos o aparatos como la cavidad oral, la faringe, el sistema respiratorio, el aparato digestivo o alguna enfermedad sistémica que afecta a varios órganos a la vez. También puede ser por alguna infección aguda como ser estomatitis, gingivitis, faringoamigdalitis, rinitis, sinusitis, entre las más conocidas.

La odontopediatra del Hospital Arco Iris, Susana Gonzales, explicó a Femenina las principales causas y tratamientos que existen para combatir el mal aliento en los niños y erradicarlo en esta etapa, para evitar que en la edad adulta continúe el problema.

“La principal causa para que un niño presente halitosis es la falta de higiene, a ella se pueden sumar los factores externos como algún problema en la nariz (rinitis) o en la faringe (faringoamigdalitis), incluso está la gastritis a nivel estomacal que va a producir diferentes tipos de olores en la boquita”, explicó Gonzales.

La especialista dijo que, primero, se debe determinar el origen del problema, este puede ser una mala higiene, presencia de caries o gingivitis, ya que gran parte de las patologías bucales se dan por la falta de higiene, que puede corregirse con un cepillado adecuado y la rehabilitación oral, para eliminar el problema. Si se debe a otras causas se derivan al otorrinolaringólogo o gastroenterólogo.

“La gingivitis es la inflamación de las encías debido a una acumulación de placa bacteriana, que está formada por los restos de alimentos que quedan entre la encía y el diente. Se produce por una incorrecta técnica de cepillado, que causa irritación y sangrado en las encías, lo que produce olor a sangre, que es muy particular. Al corregir el cepillado, el uso de hilo dental y enjuague bucal no va a existir más halitosis por esta causa”, dijo la odontopediatra.

Gonzales afirmó que la caries es otro factor que provoca el mal aliento en los niños y se produce por las bacterias que normalmente hay en la boca. Dichas bacterias convierten el alimento, especialmente el azúcar y almidón, en ácidos que forman una placa. Si al cabo de 20 minutos no son retirados dañan el esmalte que cubre los dientes y crean orificios en esas cavidades de donde proviene el mal olor.

“Los polifenoles son sustancias que encontramos en los enjuagues bucales que efectivamente van a proporcionar un buen olor a nuestra boca, pero no se debería utilizar sin haber realizado previamente la higiene de los dientes, porque esa frescura es absorbida por la placa bacteriana”, aseguró Gonzales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario