sábado, 27 de mayo de 2017

5 factores que pueden echar a perder fácilmente tus dientes


Cepillarse los dientes tres veces al día, utilizar el hilo dental con frecuencia y usar enjuague bucal cada noche antes de acostarse, no siempre son suficientes para garantizar la salud de los dientes. ¿Cuál es el secreto de una sonrisa envidiable? Y lo cierto es que la colonia de bacterias que viven en nuestra boca pueden ser provocadas por una serie de factores que van más allá de la higiene bucal.

Tome atención: cualquiera de los puntos descritos a continuación pueden contribuir a que sus visitas semestrales al dentista sean cada vez más frecuentes.

1. Su entrenamiento físico

Son grandes las posibilidades de que, durante el tiempo que realiza sus ejercicios físicos, al respirar por la boca se le reseca. Mucho más si se combina con la la acidez y el azúcar de las bebidas deportivas. Con esas condiciones, la boca, se convierte en el lugar ideal para los microorganismos nocivos que quieren hacer de los dientes su morada. Para no darles la oportunidad a ellos, opte por tomar agua antes y después de los ejercicios. Otra cosa que ayuda es masticar un chicle sin azúcar durante las actividades físicas para estimular la producción de saliva, que actúa como un detergente natural.

2. Una mala noche

Aquí, dos factores entran en juego: los ronquidos y el bruxismo (Hábito inconsciente de apretar o rechinar los dientes que puede provocar molestias en diferentes partes de la cabeza). "La primera, causa una disminución en el flujo de saliva debido a la respiración por la boca, lo que limita la limpieza de los dientes", dijo Alexandre Bussab, cirujano dentista de la clínica Smiles Brasil, de San Pablo, consultado por la revista Boaforma.

El segundo compromete la estructura de los dientes debido a la presión ejercida por los músculos de la mandíbula. Para resolver el problema, hable con su médico acerca de los accesorios que minimizan tanto el ronquido, como el crujir de dientes.

3. Medicamentos

Algunos de ellos causan, además de sequedad en la boca, manchas de color gris. De ahí la importancia de hablar con su dentista acerca de todos los medicamentos que son parte de su rutina, tanto los que necesitan receta médica como los que se venden libremente en las farmacias.

4. Las bebidas gaseosas

El problema aquí es el ácido carbónico. Algunos estudios preliminares han vinculado el consumo de bebidas gaseosas, que llevan esta sustancia en su composición, a la corrosión del esmalte. "Ellas provocan la abrasión y con frecuencia aumentan la sensibilidad de los dientes", dice el experto

5. Piercing en la lengua

La fricción del metal con los dientes provoca intenso desgaste e incluso puede causar una fractura, especialmente si está situado cerca de la punta de la lengua.

No hay comentarios:

Publicar un comentario