sábado, 6 de mayo de 2017

El cuidado dental de las embarazadas es riguroso

Las mujeres deben tener un cuidado especial tanto de los dientes y de las encías durante el embarazo. La odontóloga especialista en ortodoncia e implantes dentarios en la universidad de Sao Paolo Brasil, Aracely Noemí Chulver, explica que en la etapa de la gestación se incrementa el nivel hormonal y esto puede provocar que la dentadura sea “sumamente” sensible a las bacterias, incrementándose el riesgo de infecciones dentales.

Para la odontóloga, si bien el embarazo es una etapa de felicidad y de gozo, podría llegar a ser un momento repleto de frustraciones; especialmente si estuviera experimentando problemas dentales.

Chulver dice que las embarazadas son altamente propensas a experimentar complicaciones dentales y es por ello que es importante tratar adecuadamente y a su debido tiempo cualquier complicación que pudiera surgir en la boca. Si no se trataran a tiempo los problemas dentales, se podrían experimentar complicaciones.

Existe una gran variedad de problemas dentales que las mujeres experimentan. Algunas son la periodontal, el desarrollo de tumores y la gingivitis.

Deben cumplirse los controles dentales periódicos y seguirse rigorosamente las prácticas higiénicas como el cepillado dental, uso de enjuague bucal, uso de hilo dental. Esto ayudará a mantener los dientes y encías libres de sarro y de placa y contribuirá a evitar o a reducir los efectos de la gingivitis.

Las mujeres deben tomar en cuenta que en los tres primeros meses y los tres últimos no es conveniente realizar tratamientos dentales, sobre todo, en los casos en que exista un antecedente de aborto, amenazas del mismo o alguna contraindicación médica.

Sin embargo, en situaciones de urgencia deberá acudir al especialista para reducir el dolor o molestia. Chulver aconseja postergar el tratamiento hasta después del parto.

Las radiografías dentales no afectan la salud del binomio porque son producidas por rayos X que son muy pequeños que se realizan en la boca y no llega al abdomen.

Las embarazadas pueden usar antibióticos que sin correr ningún riesgo como la penicilina betalactamica, cefalosporinas y espectromicina, sin embargo es aconsejable que entre en contacto con el ginecólogo de la paciente para evitar inconvenientes en el desarrollo del bebé.



CALCIFICACIÓN Todo lo que la mujer coma durante este periodo afecta de una u otra forma al desarrollo de los dientes de su hijo.

El proceso de calcificación de los dientes comienza entre el tercer y sexto mes de embarazo. En esta etapa es recomendable consumir nutrientes como vitaminas, calcio y fósforo.

Se aconseja que sean consumidos de manera suficiente, ya que la deficiencia va a provocar una formación anormal de los dientes de su hijo.

Se debe de tener en cuenta si la futura madre tiene una dieta balanceada, automáticamente proveerá al bebé de cantidades justas para asegurarle una buena dentadura en el futuro.

LO QUE DEBES SABER

Es habitual que las encías sangren cuando se cepillan los dientes porque durante el embarazo éstas están más sensibles e inflamadas por la acción de las hormonas y el aumento de flujo sanguíneo.



Pero si se nota

que las encías sangran en exceso al cepillarse o pasarse el hilo dental, están abultadas, doloridas y enrojecidas deben acudir al odontólogo.



Lo más probable es que tengas una enfermedad periodontal llamada gingivitis, una infección frecuente en embarazadas causada por los efectos a largo plazo de los depósitos de placa.



Los factores de riesgo de la gingivitis son la edad avanzada de la madre, el tabaco y la diabetes. Si es tratada a tiempo no conlleva riesgos, por tanto no dejes de acudir al odontólogo si estás esperando un bebé. Sin un tratamiento adecuado puede dar lugar a complicaciones en el embarazo, se la relaciona nada menos que con el riesgo de parto prematuro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario