sábado, 10 de septiembre de 2016

Complicaciones en los implantes dentales

La tasa de éxito del tratamiento con implantes es de 95-98%, según la zona de la boca, pero existe un casi 5% de implantes dentales que fracasan, a pesar de los rigurosos controles que este procedimiento exige.

Los implantes dentales por lo general son de titanio, un material que es biocompatible (no provoca reacción inmunológica de rechazo), lo que sí puede ocurrir es un fallo de la cicatrización del implante dental con el hueso (denominado osteointegración), mal llamada rechazo. Una alergia al titanio se consideraría un caso extremadamente raro.

La supervivencia de los implantes dentales depende de diversos factores, entre ellos, una buena salud oral (que no existan focos infecciosos), buena salud en general, ya que existen ciertas enfermedades que pueden afectar a una adecuada osteointegración de los implantes: pacientes diabéticos no controlados, pacientes con alteraciones metabólicas óseas, enfermos a los que le realizan quimioterapia por procesos tumorales, pacientes fumatéricos y alcohólicos entre otros.

Por lo tanto, conocer las principales complicaciones de los implantes dentales evitará la pérdida de los mismos, ya que un paciente bien informado es una de las bases de la buena salud. Entre los motivos, que provocan fracasos en los implantes, podemos citar los siguientes:

Fracaso por causa iatrogénica: Este tipo de complicación, se da por la inexperiencia del operador y se da en el momento de la colocación del implante, una carga prematura o la contaminación microbiológica que alteran el proceso normal de cicatrización de los tejidos blandos e impiden que la unión íntima entre el hueso y el implante, también ocurre cuando se utilizan implantes de baja calidad con superficies no tratadas ni esterilizadas.

Fracaso por causa infecciosa: La presencia de infecciones ocasionadas por herpes, faringitis, amigdalitis, entre otras, estimulan a los monocitos (glóbulos blancos en la sangre) y macrófagos (células del sistema inmunológico que se localizan en los tejidos) ocasionando una reacción inflamatoria; esta situación ha sido considerada como un mecanismo patogénico importante para la periodontitis en dientes y Periimplantitis en implantes dentales. La falta de higiene oral y el aumento de la placa bacteriana en pacientes con implantes dentales ocasiona alteraciones inflamatorias en la encía y hueso que sostienen el implante y su prótesis, provocando que estos se aflojen y se caigan.

Fracaso por causa mecánica: A pesar de que la intervención haya sido acertada y el implante se osteointegre correctamente, con el paso del tiempo la falla por trauma oclusal (exceso de carga masticatoria sobre el implante), puede ocasionar la pérdida del mismo, esta situación se da por una mala posición del implante o por que la prótesis del implante está mal adaptada. Esto también puede ocurrir en el caso de individuos que padecen de bruxismo (apretar los dientes al dormir, o reacciones ante determinadas situaciones de estrés).

No hay comentarios:

Publicar un comentario