sábado, 24 de septiembre de 2016

Mitos de los tratamientos dentales

Es importante despejar algunas dudas con respecto a los tratamientos dentales que con el paso de los años se convirtieron en verdaderos mitos que en ocasiones son infundados, a continuación repasaremos algunos de ellos.

Los niños no necesitan tratamientos dentales: La creencia de que los dientes de leche no necesitan tratamiento, porque son temporales está muy equivocada. Es importante cuidar y tratar los dientes de leche, ya que cuando están dañados, provocan dolor en los infantes y son considerados focos infecciosos, que pueden diseminar los microrganismos a otras partes del cuerpo y en el caso de tener que ser extraídos, dificultan el mantenimiento del espacio para los dientes permanentes.

Los implantes dentales no se colocan en personas con enfermedades de base: Pacientes con diabetes, hipertensión arterial o cualquier otra patología, no están contraindicados a recibir tratamiento odontológico con implantes dentales, mientras estén controlados y en condiciones médicas estables se puede realizar este tratamiento. La oseointegración del implante al hueso es lo que se toma en cuenta, por lo que una de las principales precauciones que hay que tener, es en pacientes con alteraciones metabólicas de calcio, y en pacientes con cáncer, que están en tratamientos oncológicos, pues lo importante es asegurar el éxito del implante.

La profilaxis o limpieza dental estropea el esmalte: La profilaxis dental actualmente ha evolucionado bastante, con la utilización de aparatos sónicos y ultrasónicos, que producen ondas de frecuencia vibratorias que rompen el cálculo dental (sarro) de la superficie del diente, sin dañar en absoluto el esmalte. Una limpieza dental o profilaxis profesional no daña el esmalte; al contrario, elimina la placa bacteriana y el cálculo adherido a la superficie dental.

Cualquiera puede someterse al blanqueamiento dental: El tratamiento de aclaramiento dental no se recomienda en algunos casos como: mujeres embarazadas, niños menores de quince años con el esmalte aún no completamente formado, pacientes con enfermedad periodontal (enfermedad de los tejidos de sostén de los dientes), pacientes con muchas restauraciones, pacientes alérgicos a los componentes del químico para blanqueamiento, pacientes con recesiones gingivales y en pacientes fumadores consuetudinarios.

La ortodoncia es un tratamiento exclusivo para niños y adolescentes: Es un mito muy extendido que la ortodoncia sólo funciona en los pacientes jóvenes, pues en los adultos ya no es posible modificar la posición de los dientes. Resulta que esta creencia es absolutamente falsa. Los tratamientos de ortodoncia se pueden realizar a cualquier edad dando excelentes resultados. Más allá de la ortodoncia para niños existe toda una variada gama de tratamientos de ortodoncia para adultos que mejoran la sonrisa y tienen un efecto rejuvenecedor. En muchos casos complementa una rehabilitación oral correcta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario