domingo, 18 de septiembre de 2016

Tipos de ortodoncia

La ortodoncia es la ciencia de la corrección de la maloclusión de los dientes (oclusión defectuosa de los dos maxilares en el momento de cierre), también se define como el estudio de la relación de los dientes con el desarrollo de la cara y la corrección del desarrollo detenido o pervertido.

Existen tres tipos de ortodoncia según el avance de la problemática a solucionar, así pues distinguimos la ortodoncia preventiva, la interceptiva y la correctiva. Aparte de los tres tipos de ortodoncia según el momento en que el odontólogo puede actuar sobre el problema ortodóntico, también hay otros dos campos: la ortopedia funcional de los maxilares y la cirugía ortognatica:

Ortodoncia preventiva: Este tipo de ortodoncia pretende actuar antes de la aparición de la maloclusión, va controlar los hábitos nocivos como succión digital, o la respiración bucal. Suele aplicarse en cortas edades, por lo que se identifica en odontopediatría generalmente en edades de 4 a 6 años. El ortodoncista debe reconocer la deformación incipiente, la causa de la deformación para instituir medidas preventivas.

Ortodoncia interceptiva: Actuará cuando la maloclusión se está desarrollando y está todavía puede tratarse para cambiar su evolución. Es decir que actúa cuando ya se estableció una mala posición o hábito que todavía puede corregirse para eso se utiliza aparatos removibles o fijos como recuperador de espacio o placas activas con tornillo de expansión. Sirve para evitar que el crecimiento del complejo craneofacial se desarrolle de forma anormal, por lo que suele aplicarse en pacientes jóvenes y en muy pocos casos en personas adultas.

Ortodoncia correctiva: Esta se realiza cuando la maloclusión ya está avanzada, cuando el problema ortodóntico ya ha alterado el curso normal del complejo bucofacial (deformación de la forma del arco dentario o alteraciones en la función). En este tipo de ortodoncia se va a utilizar procedimientos para poder restablecer la normalidad morfológica y funcional. Suele estar indicada en jóvenes y puntualmente en adultos.

La ortopedia funcional de los maxilares: Tiene que ver tanto con la ortodoncia interceptiva, como con la correctiva y tiene la peculiaridad de poder reorientar el crecimiento craneofacial (normalmente aplicada en edades jóvenes).

La cirugía ortognática: Es el nombre que se le da a la corrección de alteraciones maxilofaciales que necesitan intervenciones quirúrgicas para corregir la malformación del paciente en cuestión. Se aplica cuando los problemas son más severos que en otros casos, y son generalmente de tipo esqueletal.

En los tratamientos de ortodoncia es muy importante intentar identificar el problema cuando el niño todavía está en crecimiento, momento en el que se pueden corregir tanto los problemas de dientes como los de huesos, este tratamiento ortodóntico precoz es el con mejor pronóstico futuro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario