sábado, 12 de noviembre de 2016

Qué cuidados tener en la extracción dental

Evitar bebidas alcohólicas, dos días antes del procedimiento y mientras dure el tratamiento con antibióticos, en caso de que el odontólogo los prescriba.

Si la extracción dental es compleja y requiere gran cantidad de anestesia (como en la extracción de las muelas del juicio), asista al procedimiento con una persona de confianza, que lo traiga y lo lleve de regreso a su domicilio.

El cirujano puede recetar antibióticos antes del procedimiento para evitar que los gérmenes de la boca pasen al torrente sanguíneo durante la cirugía. Esto por lo general se realiza en pacientes inmunosuprimidos con alteraciones cardiacas, diabéticos, que toman medicamentos, etc.

• Los cuidados que hay que tener después de la cirugía después de la extracción dental, es normal que se presente un sangrado, el cual puede durar desde veinte hasta treinta minutos. Habitualmente el especialista colocará una gasa en el lugar de la extracción, la cual debes morder por 30 minutos, con el objetivo de parar el sangrado, es importantísimo no escupir, no hablar y no exponerse al calor para evitar hemorragias. En caso de que la hemorragia no seda, deberá volver al odontólogo, o a un servicio de emergencia para que lo atiendan.

El dolor y la inflamación son comunes, sobre todo en extracciones cruentas, las mayores molestias tienen lugar durante los primeros 2 o 3 días, para lo cual recomendamos tomar los analgésicos y antinflamatorios recetados por el odontólogo, es útil también tras la intervención aplicar hielo para bajar la inflamación a intervalos de 20 minutos hasta la hora de acostarse.

Durante las dos primeras horas tras la extracción, no es recomendable consumir ningún alimento, después tiene que consumir una dieta blanca los dos primeros días. Además, es fundamental evitar los alimentos o bebidas calientes, que pueden causar una mayor hemorragia e inflamación.

No es recomendable realizar enjuagues vigorosos hasta que hayan transcurrido al menos dos días, cuando la coagulación tiende a completarse. No obstante, debes cepillar tu boca normalmente, pero evitando tocar con el cepillo el sitio de la extracción.

Tanto el humo del cigarro como la acción de inspirar su humo pueden causar que el coágulo se remueva, afectando a la cicatrización normal. Por tanto, en caso de que fumes, se recomienda no hacerlo durante al menos una semana

No realizar esfuerzos físicos, en la primer semana, ya que podría producirse inflamación, dolor, hemorragia, o incluso una osteítis alveolar de difícil resolución.

No hay comentarios:

Publicar un comentario