miércoles, 22 de marzo de 2017

El cuidado de los dientes inicia durante el periodo de dentición

El cuidado de los dientes debe comenzar desde la infancia y una de las principales etapas es la dentición, cuando salen los primeros dientes. La explicación es de Noemí Aracelly Chulver, cirujana dentista con especialidad en ortodoncia en la Universidad de Sao Paolo (Brasil).

Chulver dice que el cuidado de la boca comienza a los seis meses de edad, cuando se empiezan a desarrollar los primeros dientes del bebé. En este periodo los padres deben tener cuidados especiales. Hay niños que suelen atravesar síntomas muy molestos como la irritabilidad o incomodidad, babeo, inflamación y dolor en las encías, ganas de morder, no querer comer y problemas para dormir.

¿Cómo podemos aliviar estos síntomas? Lo que generalmente se hace en este tipo de casos es dar al bebé algún objeto para que pueda morder y así pueda aliviar su dolor. Pero, también existen otras salidas, como entregarle un paño limpio y húmedo para que masque, masajear sus encías con la mano limpia o en todo caso utilizar pomadas que minimicen el dolor y el escozor.

Se han reportado casos en los que los papás tratan de aliviar el escozor y el dolor con aspirina, lo cual no está recomendado, ya que este medicamento en niños está asociado con el síndrome de Reye.

Lo recomendable es comenzar con los hábitos de limpieza, utilizando un paño o gasa limpia y húmeda para asear los dientes dos o tres veces al día. El movimiento siempre debe ser circular y de manera suave en las encías y los dientes nuevos.

Un consejo muy importante para los padres es evitar los besos en la boca a los bebés, porque podrían transmitir caries u otras enfermedades que viajan a través de la saliva. De la misma manera, cuando el niño o niña comienza a usar el biberón, se debe evitar que duerma con él en la boca, esto porque la leche actúa como un medio de cultivo para muchas bacterias y es muy probable ocasionar debilitamiento del tejido dentario.

De los doce a dieciocho meses, será necesario utilizar cepillo dental de dedo. Se lo puede adquirir en cualquier farmacia. El proceso de limpieza debe ser realizado con mucho cuidado para ganar la confianza del niño.

A medida que el niño crece, se debe usar un cepillo adecuado a su edad y la limpieza siempre debe realizarse con supervisión de los padres, ya que si se los deja solos no tendrán la coordinación suficiente para realizar una adecuada limpieza.

El cepillado dental lo deben realizar los padres hasta los cinco años, ya que un niño menor no cuenta con las habilidades motrices para lograrlo eficazmente. Se puede cuidar la dentadura de los niños a través de procedimientos que eliminan focos de infección con técnicas de cepillado adecuado. De esta manera se evitarán dolores dentales y se mejorará la calidad de vida. Se recomienda acudir a una consulta odontológica cada seis meses para una mejor salud y un control efectivo de los más chicos de la casa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario