domingo, 1 de octubre de 2017

Descubren un nuevo uso potencial de la aspirina: reparar las caries

La caries es la enfermedad dental más común en todo el mundo, es multifactorial y se caracteriza por la destrucción de los tejidos del diente como consecuencia de la desmineralización provocada por los ácidos que genera la placa bacteriana.

El ácido acetilsalicílico, mucho más conocido como aspirina, es uno de los fármacos más utilizados a nivel mundial. Se define como un medicamento compuesto de los ácidos acético y salicílico que tiene propiedades antiinflamatorias, analgésicas y antitérmicas. Y una extensa lista de efectos y usos potenciales para el organismo.

Con el tiempo su popularidad aumentó a medida que se fueron conociendo nuevas funciones más allá de las originales. Por ejemplo, mutó de ser un analgésico para el dolor de cabeza, a ser un anticoagulante sanguíneo que previene, en pequeñas dosis, enfermedades cardiovasculares. Y el último y más reciente hallazgo lo vincula también a la salud bucodental.

El tratamiento de caries actual, implica la aplicación de obturaciones, un relleno de material sintético utilizado para restaurar las cavidades producidas por esta enfermedad. Sin embargo, la nueva investigación apuntó que la aspirina podría ser el actor principal de un nuevo abordaje, una solución innovadora que promovería la auto reparación de los dientes.

Los dientes tienen naturalmente una cierta capacidad regenerativa, que puede producir una fina capa de dentina cuando la pulpa dental se queda expuesta, pero esa capacidad regenerativa natural es limitada; no puede reparar una gran cavidad (la dentina es el tejido intermedio entre el esmalte y la pulpa).

La investigación, realizada en la facultad de Medicina, Odontología y Ciencias Biomédicas de la Queen´s University de Belfast, centró su trabajo de investigación en las células madre que hay en los dientes, que pueden utilizarse para la regeneración de tejidos. Sus resultados muestran que el ácido acetilsalicílico puede potenciar la función de esas células madre y contribuir así a la auto reparación de las estructuras del diente. Según sus conclusiones, que acaban de ser presentadas en la conferencia anual de la Sociedad Británica para la Investigación Oral y Dental, en el futuro quizás no haya necesidad de hacer tantas obturaciones (el tratamiento actual para rellenar la cavidad dental causada por la caries).

El siguiente paso, según los investigadores, será desarrollar con expertos en farmacología una manera de aplicar el fármaco y hacerlo de manera que pueda ser liberado durante un período de tiempo largo. Este estudio necesita más investigación, por lo que se desaconseja que los pacientes lo hagan por su cuenta.

Esta nueva estrategia de tratamiento podría incrementar la vida de los dientes y potencialmente ahorrarle mucho dinero a los sistemas de salud de todo el mundo, ya que la aspirina es un fármaco muy barato y los empastes necesitan ser reemplazados cada cierto tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario