sábado, 13 de diciembre de 2014

Edentulismo y sus repercusiones

El cuerpo humano es como una máquina perfecta en la que todas las piezas tienen su trabajo y su importancia, por lo que cuando una falla, todo el mecanismo comienza a descomponerse. Ésta afectación también ocurre dentro de la boca, dónde un problema en una estructura bucal impide a las demás realizar correctamente su trabajo.

Edentulismo, es la ausencia total o parcial de los dientes, las causas pueden ser congénitas o adquiridas. Los edentulismos congénitos totales, son una manifestación de los síndromes congénitos muy graves y generalmente no compatibles con la vida, sin embargo la ausencia congénita de alguna pieza dental es más habitual. Eledentulismo adquirido, es la pérdida de dientes durante nuestra vida y es un hecho más común que el edentulismo congénito que suele ser secundario a procesos como caries, patología periodontal o traumatismos.

Para la mayoría de las personas la pérdida de dientes, no representa mucha importancia, es más ante cualquier dolor recurren a la extracción dental, pero la realidad es que los dientes, nos sirven para apoyar a los labios y las mejillas, mantiene la dimensión vertical del rostro, junto con la lengua y los labios permiten la correcta pronunciación de sonidos y trituran los alimentos para una correcta deglución.

Uno de los problemas más importantes del edentulismo no tiene que ver solo con las piezas dentales, sino también con la atrofia de los huesos maxilares, esta pérdida de hueso se produce de forma acelerada durante el primer año después de la extracción del diente y es un proceso que dura toda la vida. Afecta tanto en el ancho, como en la altura y se hace más evidente en la mandíbula, dónde la pérdida es cuatro veces mayor. Además de los problemas masticatorios que esto puede conllevar, la pérdida avanzada también hace aumentar el riesgo de fractura mandibular, afortunadamente se puede frenar con la colocación de implantes que estimulan al hueso y frenan su pérdida progresiva.

Por otra parte, la lengua de los pacientes con rebordes edéntulos suele aumentar de tamaño para acomodarse en el espacio ocupado anteriormente por los dientes, disminuyendo la estabilidad de la dentadura. Al mismo tiempo, la lengua se emplea para limitar los movimientos de las prótesis removibles y como resultado pierden estabilidad.

El último inconveniente al respecto es la disminución del control neuromuscular de la mandíbula en los pacientes mayores. Este aspecto dificulta el proceso de aprendizaje que se necesita para ajustarse a las condiciones de las prótesis removibles, impidiendo darles la funcionalidad para la que se han fabricado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario